Dan Dare

El lanzamiento de la revista Eagle en el año 1950 supuso para Gran Bretaña toda una revolución en la forma de hacer cómics para el público infantil que hasta entonces había venido imponiéndose en las islas. Si bien el terreno de producción de historietas tenía solvencia acumulada de sobra, no es hasta la aparición de esta revista que el cómic británico se aparta de una realización para el público más joven ciertamente anodina y comienza una senda donde nuevos autores mezclan con maestría ajustadas cantidades de realidad y de ficción que acercan los tebeos a una generación todavía sumida en la posguerra y necesitada de ciertas dosis de objetividad.

Frank Hampson, que junto a un clérigo anglicano llamado Marcus Morris se hizo cargo de casi la totalidad de las obras que despuntaron e hicieron famosa a la publicación, crea para su portada la serie de ciencia-ficción que a la postre terminaría convirtiéndose en la más popular del cómic británico: Dan Dare, pilot of the future. El personaje nace en el primer número de Eagle el 14 de abril de 1950 y no deja de aparecer hasta la desaparición del semanario, el 26 de abril de 1969, a razón de un par de páginas por número y por regla general a todo color.

La idea original no contemplaba el color verde de los uniformes.

Dan Dare, nacido en Manchester en 1967, es uno de los mejores pilotos de la flota espacial interplanetaria. Experto en artes marciales y en situaciones de combate límite, tratará de encontrar una salida sin violencia a los conflictos en los que se ve inmerso. Junto a su inseparable compañero Digby recorrerán el espacio y se enfrentarán a su archienemigo, El Mekon, un despótico e inteligente venusiano que una y otra vez intentará llevar a buen término sus planes de dominación sobre la Tierra y otros planetas, los cuales serán siempre frustrados por Dare.

Aunque las historias del personaje acontecen a finales de los noventa, la vestimenta y la forma de hablar de los protagonistas era contemporánea de la época de Hampson, a modo de las películas bélicas británicas de los cincuenta. Desde el principio, el creador de Dan Dare impuso para la serie un estilo de dibujo realista muy detallado y de una calidad tremenda que se acompañaba de unas líneas argumentales complejas y unos diálogos inteligentes que inmediatamente llevaron al personaje a convertirse en señera de la revista en la que se publicaban sus aventuras, elevando la popularidad y las ventas de esta únicamente gracias al trabajo que Hampson hacía con las andanzas de este peculiar piloto espacial.

La cabecera de la revista Eagle.

Frank Hampson estuvo a cargo de las múltiples hazañas del aventurero durante los tres primeros años de vida del mismo, momento en el cual y debido al trabajo que tenía con otras series de Eagle, amén de los problemas de salud que le acarreaban sus hábitos frente al tablero de dibujo, se crea un grupo de trabajo denominado “Dan Dare” que se encargó de apoyar a Hampson y que desarrolló algunas de las obras más sobresalientes de la década de los cincuenta. Hasta 1959, fecha en la cual Hampson deja de dibujar Dan Dare, autores como Harold Johns, Desmond Walduck o Don Harley, que habían apoyado el trabajo del creador, pasan a realizar la serie sin la supervisión de su creador y con ellos comienza la decadencia de la misma. El punto de inflexión más importante se produce en 1962, cuando Keith Watson, integrante del grupo de apoyo de Hampson desde 1958 se hace cargo en solitario de las aventuras del coronel de la flota espacial y las mismas pasan de la portada a color a páginas interiores en blanco y negro. El estilo de dibujo, que ya había venido renovándose desde la marcha de Hampson, haciéndose más anguloso, menos colorido y cambiando algunos de los aspectos más emblemáticos de la serie, jamás fue aceptado por el público en general y desde ese instante el camino de Dan Dare ya no volvió a recuperar la dirección del éxito, al igual que el de la revista Eagle, que al fin y al cabo debía buena parte de su notoriedad a la serie de ciencia-ficción y que en 1969, tras unos años en que la calidad de los contenidos había descendido de forma notable, termina fusionándose con la revista Lion.

En 1977 Dan Dare vuelve a aparecer en una publicación británica. Esta vez formará parte del contenido de la nueva 2000 AD, donde hará su aparición en las páginas centrales desde su número uno. Primeramente ilustrado por Massimo Belardinelli y más adelante por Dave Gibbons, con alguna colaboración esporádica de Brian Bolland o Brian Lewis, el personaje es renovado totalmente en su parte gráfica, mientras que los guiones, a cargo de Ken Armstrong, Pat Mills, Gerry Finley-Day y Jack Adrian, entre otros, se adaptan a los nuevos tiempos y adquieren un tono acorde con las historias estilo “punk” de 2000 AD. El personaje se publicará hasta agosto de 1979 y quedará en el olvido editorial hasta su recuperación con motivo del relanzamiento de Eagle en 1982. Los escritores Pat Mills y John Wagner fueron los encargados de contar las nuevas historias del piloto, así como Gerry Embleton y Ian Kennedy de dibujarlas. La nueva etapa de Eagle dura hasta el año 1994 y Dan Dare es llevado a las páginas de la misma por otros autores que no supieron insuflarle nuevos aires.

Los primeros trabajos de Dave Gibbons fueron
entintados por un joven llamado Brian Bolland.

Finalmente cabe destacar, entre otras apariciones más o menos recientes de Dan Dare, la serie que en 1990 se serializa en la revista Revolver. Bajo el título de Dare, Grant Morrison y Rian Hughes nos presentan, muy en la linea del escritor escocés, los últimos días del famoso piloto espacial, una visión muy pesimista de un héroe que en sus últimos momentos representa una especie de sátira política que confunde al lector que espere encontrarse con una historia de aventuras espaciales al uso.

Con Dan Dare, Frank Hampson revoluciona el mercado del cómic infantil y juvenil británico en la dura etapa de los cincuenta y consigue por primera vez en la historia de Inglaterra que una revista destinada a ese tipo de público logre ventas por encima de los 500.000 ejemplares. La serie logró incluso ser difundida en radios de varios países (en España se adaptó a través de Radio Madrid como Diego Valor a partir de 1954), televisión, video juegos y cine. Gracias al buen hacer de un artista con una sorprendente visión de mercado, Dan Dare marcó una época y se convirtió por derecho propio en uno de los personajes más populares, sino el que más, del país anglosajón.



Primer número de Eagle (14 de abril de 1950)

Eagle vol. 2 (4 de abril de 1952)

Eagle vol. 3 (12 de septiembre de 1952)

Eagle vol. 3 (27 de febrero de 1953)

Eagle vol. 10 (15 de agosto de 1959)

2000AD número 29 (10 de septiembre de 1977)

2000AD número 50 (4 de febrero de 1978)

Revolver número 7 (enero de 1991)



Guión: Frank Hampson
Dibujo: Frank Hampson
Color: Desc.
Editorial: Hulton Press
País: Gran Bretaña Páginas: +3000 Años: 1.950/


Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0