Las primeras viñetas (XII). The Bat-Man

A principios de 1939, el éxito alcanzado por el Superman de Siegel en la revista Action Comics de la National Allied Publications hizo plantearse a sus editores la necesidad de sacar al mercado productos similares que rentabilizaran el tirón. En respuesta a esa petición, Bob Kane, habitual colaborador de revistas relacionadas con la National a través del packager Eisner & Iger, inventa al personaje de Bat-Man.

Retocado en conjunción con Bill Finger, el personaje se presenta a los editores y, tras un pequeño anuncio en la cabecera de una historia firmada por el propio Bob Kane en el número 26, es publicado casi de inmediato en el número 27 de la revista Detective Comics, una publicación que había tenido como principales estrellas hasta el momento a Ching Lung, Slam Bradley o Speed Saunders, entre otras. El número llevaba impresa en la portada la fecha de mayo de 1939 y contaba con la primera imagen de un hombre murciélago que, colgando de una cuerda, peleaba con un puñado de criminales armados.

En el interior aquel histórico ejemplar, el lector se pudo encontrar con la primera historia de The Bat-Man, “The case of the chemical syndicate”, que presentaba al comisario Gordon, a Bruce Wayne y, en su tercera página, al super-héroe que se había publicitado en la portada de la revista, ya ataviado con la mayoría de los componentes que le harían famoso con el paso de las décadas.

Como ya sucedió con Superman, The Bat-Man no tardará en alcanzar un éxito de ventas espectacular que le haría ser en seguida recompensado con su propia cabecera en la primavera del año 1940, cimentando así la carrera de uno de los iconos del cómic más importantes e influyentes de la historia.




Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0