Las primeras viñetas (VI). Astérix

Si bien la fecha oficial apunta que la primera aparición de Astérix se produjo en el otoño de 1959, dicha fecha no es del todo correcta. Meses antes de la puesta en circulación del primer número del semanario Pilote, los responsables del mismo distribuyen entre potenciales anunciantes varios ejemplares de un número cero que tiene como objetivo el sufragar, al menos en parte, unos gastos que ya comenzaban a ser más elevados de lo previsto.

En la portada de ese número 0 y sobre un texto que rezaba “Les aventures d’Astérix, le courageux guerrier gaulois”, aparecía la que quizás sea la primera imagen impresa del pequeño guerrero. En el interior del ejemplar se reproducía, a modo de adelanto, la página inicial de lo que finalmente sería la primera entrega de Astérix el Galo. Aproximadamente medio año después de aquello, el 29 de octubre de 1959, se anunciaba a nivel nacional la aparición de la nueva revista. En apenas un día se agotaron totalidad de los 300.000 ejemplares que de ella se imprimieron.

Esta vez sí, los ciudadanos franceses que compraron el semanario contemplaron aquella página ya impresa con anterioridad en el número promocional. Por ella se paseaban Astérix, Obélix y una pequeña patrulla de romanos que no salía muy bien parada del encuentro con la pareja. René Goscinny y Albert Uderzo comenzaban de esta forma la que hoy día y casi con toda probabilidad es la historieta francesa más popular del mundo.



Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0