Viñetas para la historia (XXIII). Alvar Mayor. La leyenda del inocente

De entre las casi setecientas páginas que componen esa gran obra de la historieta argentina y del género de aventuras que es Alvar Mayor pueden extraerse relatos de todo tipo que se envuelven en una atmósfera muy particular sutilmente tallada por sus autores. Estos confunden intencionadamente ficción con leyenda histórica y sumergen al lector en un mundo fantástico e inexplorado que se presta sin pudor a la tarea para la cual ha sido concebido y que no es otra que la de hacer creíbles los escenarios por los cuales vagan los distintos protagonistas de la serie.

A finales de los setenta, coincidiendo con una mayor soltura a la hora de aplicar los pinceles por parte de Enrique Breccia y sumiéndose el protagonista en un ambiente que poco a poco va alejándose de lo mundano y que fácilmente termina por confundirse con leyendas y situaciones excepcionales a la vez que oníricas, se publica una de las mejores historias del aventurero, muestra incontestable y funesta de lo que significó el conjunto de la serie a lo largo de los años.

Alvar Mayor se repone de la pérdida reciente de su amada Lucía y de su amigo Cuervo caminando en solitario por la costa en busca de un pueblo portuario donde encontrar trabajo y alimento. El viento susurra al fondo una antigua leyenda indígena que nos narra el origen de un terrible ladrón que esconde sus fechorías entre la maleza de los bosques. Llegando ya a la altura del pueblo de Santa Marta, Alvar cruzará su camino con el de una joven cuyo cuerpo se encuentra encadenado a una roca como castigo por haber sido la amante de Hernán Balbuena, joven igualmente condenado aunque a muerte por culpa de un robo que jamás cometió. El verdadero ladrón responde al nombre de Julián Matheu y, coincidiendo con la leyenda, se esconde ahora en el bosque junto a su botín.

Alvar Mayor se interna conmovido en la selva, encuentra al bandido y lucha a muerte para reponer las culpas, aunque la tragedia ya había quedado dibujada desde el comienzo de la aventura. La desesperada carrera del protagonista hasta el patíbulo donde Balbuena espera su ejecución termina con el más terrible de los desenlaces, pues nada hay más infausto que la sangre de un inocente derramada en vano. El caminante criollo vuelve a ser golpeado con la muerte y se aleja cabizbajo del pueblo de Santa Marta, inmerso en la desgracia de una mujer que ha perdido a su amante, un bandido cuya muerte llegó tarde y un joven limpio de culpas que pagó por el mal de otro.

La leyenda del inocente nos muestra uno de los mejores trabajos de dos autores que marcaron el devenir del cómic argentino en una de sus etapas más recordadas. Gracias a la inclusión de argumentos y realidades inexistentes hasta la fecha, amén de lo soberbiamente ejecutadas que resultaron dichas propuestas, Alvar Mayor terminó por traspasar las fronteras de su país y se ganó un lugar junto a las grandes obras maestras de la historieta internacional.

________

Nota: La leyenda del inocente fue publicada en el número 63 de la revista Skorpio. La historieta está firmada por sus autores el día 1 de enero de 1979.



Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0