Stumble Inn


Guión: George Herriman
Dibujo: George Herriman
Color: Desc.
Editorial: King Features Syndicate
País: USA Páginas: ±200 Años: 1.922/1.926

Durante el desarrollo de su serie más emblemática, Krazy Kat, George Herriman trató de sacar adelante, no se sabe muy bien si por imposición editorial o por un intento de alejarse de los parámetros de las páginas que le harían famoso, varios trabajos que nunca terminaron de cuajar en el tiempo y que contaban con un desarrollo gráfico y argumental que se separaba de su serie principal en casi todos los aspectos.

Stumble Inn, iniciada un 30 de octubre de 1922, presenta al lector una serie de historias protagonizadas por los habitantes y trabajadores habituales de una fonda cuyo nombre es tomado directamente del de su regente y dueño Uriah Stumble, hombre de baja estatura, bigote, peluquín y ropa a tono con su puesto de atención al público, siempre velando por la buena marcha de su negocio. Al lado de éste se reparten el papel de protagonista principal el Señor Owl-Eye, detective particular (o “house dick”) contratado para investigar irregularidades, siempre con su puro encendido, chaqueta y pantalón a cuadros y rematada su calva cabeza con bombín; el señor Weewee, cocinero francés de larga barba y horrible vocabulario, siempre metido en la cocina atendiendo los pedidos de los clientes; y Joe Beamish, personaje cuya única ocupación en la vida parece ser la de dormitar junto al gato en los sillones del vestíbulo. Como es evidente, la terna es completada con todo un elenco de secundarios que en cada página van apareciendo por el albergue y que en la mayoría de las ocasiones dan pie a la trama principal del chiste.

La serie comienza a publicarse diariamente en un formato de doble tira horizontal con un trío de viñetas en cada fila y en unos meses pasa a su definitivo formato dominical a página completa. Como hemos apuntado, las series que Herriman iniciaba fuera del ámbito de Krazy Kat no duraban demasiado en las páginas de los diarios y Stumble Inn no fue la excepción. La última tira salió publicada un 9 de enero de 1926 y sus páginas apenas superaron los dos centenares en los poco más de tres años que tardó en cancelarse.

En Stumble Inn Herriman, aunque claramente reconocible, utiliza un lenguaje, tanto gráfica como contextualmente, menos vanguardista que el empleado en su serie principal, con dibujos más detallados y textos mucho más elaborados que llegaban a superar las seis o siete líneas por bocadillo. Las diferencias entre ambas series sirven para hacerse una ligera idea de lo que el autor era capaz de desarrollar cuando daba rienda suelta a su creatividad, como fue el caso de Krazy Kat, o cuando dicha creatividad se acotaba por el motivo que fuera, como en Baron Bean o la propia aquí reseñada. Queda bajo el prisma de gustos del lector elegir entre una faceta u otra del artista, pues se antoja difícil que ambas puedan gustar de igual modo.

Como curiosidad y a modo de breve apunte, se pueden observar ciertas influencias de Stumble Inn en la comedia de situación británica Fawlty Towers, aunque los autores de esta última fijan el origen de la idea en un hotel real situado en el sur de Inglaterra que quizás superaba en disparates al imaginado por Herriman.


2 de diciembre de 1922

4 de marzo de 1923

29 de abril de 1923

1 de marzo de 1924



Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0