Stanley and his Monster / Stanley y su monstruo

Stanley Dover es un niño de seis años de edad, aquejado de un curioso ceceo, que verá trastocada su existencia tras el descubrimiento de un gigantesco monstruo de color rosado y grandes colmillos. Escondido en una alcantarilla y apesadumbrado por su trato con los hombres durante algo más de tres mil años, seguirá el juego a un Stanley que cree que es un perro y se introducirá en su casa para vivir de forma agradable bajo el apodo de Spot –Thpot en boca de Stanley–. Con el paso del tiempo, se sumarán al grupo otros extraños seres, entre los que podemos encontrar a un duende, un enano o un fantasma que se cree Napoleón, todo ello ante la pasividad de los padres del niño, que en ningún momento llegan a sospechar que su casa es un nido de seres aberrantes que campan a sus anchas.

La serie comienza su andadura en el número 95 de The Fox and the Crow, una revista que seleccionaba sus historias entre la fauna de animales de la editorial DC Comics y diversas licencias de Columbia Pictures y que llevaba impresa en portada la fecha de diciembre-enero de 1965-66. Tras veinte años de andadura, la simpática pareja formada por el cuervo y el zorro ya había dado, en opinión de los responsables editoriales, todo de sí misma y era hora de reemplazar a aquellas viejas estrellas por otras más jóvenes y refrescantes, que además, al ser de cosecha propia, estarían exentas del pago de royalties. En contra de lo que había venido pasando con series como The Hounds & the Hare o Brat Finks, que convivían a la sombra de The Fox and the Crow, las aventuras de Stanley y su monstruo habían llegado para desplazar completamente a la supuesta primera atracción de la cabecera. Tras unos pocos números, las dos series ya compartían título y portada a partes iguales hasta llegar al número de abril-mayo, el 109, en que la revista ya cambia el nombre de forma definitiva por el de Stanley and his Monster y pierde para siempre en el olvido al cuervo y el zorro de la Columbia. Un triunfo que perecerá rápidamente bajo las cifras de ventas y que únicamente conseguirá llegar hasta el número 112, datado en octubre-noviembre de 1968.

El guionista de Doom Patrol, Arnold Drake, fue el encargado de escribir cada una de las historias publicadas, así como el dibujante de Leave It to Binky dibujó a los personajes de principio a fin.

En 1993 DC Comics decide rescatar a los personajes del olvido y lanza al mercado una serie limitada de cuatro números realizada por Phil Foglio que, aunque mantiene el tono de humor que rezumaban las páginas de los sesenta, cambia el imaginario y el estilo gráfico para adaptarse al macro universo de la editorial, dando al traste con el concepto original y creando algo completamente distinto que sólo comparte con la primera serie el nombre de los personajes. Adaptaciones posteriores, como la aparición de los protagonistas en el Green Arrow de Kevin Smith o en el evento Infinite Crisis, no han de ser tenidas en cuenta, pues las particularidades básicas para ser siquiera añadidas al texto se han perdido por completo.

Tomemos la idea de Donald D. Markstein cuando de forma muy acertada escribe que, si se tuviesen que resumir las historias de Stanley and his Monster partiendo de otras obras del cómic, podríamos decir, sin atender en ningún momento a la calidad de los trabajos citados, que es un cruce entre los argumentos de Calvin & Hobbes y los de The Addams Family, en lo que respecta a las aventuras fantásticas que vive Stanley junto a su compañero Spot, así como también retoma un concepto ya visto en el Barnaby de Crockett Johnson, en cuanto a la interacción de los padres con todos los bichos que conviven con su hijo sin tomárselos nunca en serio o llegar a aceptar su existencia.


Número 95 (diciembre-enero de 1965-66)

Número 100 (octubre-noviembre de 1966)

Número 109 (abril-mayo de 1968)

Número 111 (agosto-septiembre de 1968)

Número 112 (octubre-noviembre de 1968)



Guión: Arnold Drake
Dibujo: Winslow Mortimer
Color: Desc.
Editorial: DC Comics
País: USA Páginas: ±200 Año: 1.965/1.968-(93)


Share on Facebook1Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0