Johan et Pirlouit / Johan y Pirluit


En el año 1946, un joven trabajador de los estudios de animación C.B.A., que queda en la calle tras los problemas económicos de una compañía por donde habían pasado autores como Paape, Franquin o Morris, tiene la oportunidad de realizar un cómic para el suplemento juvenil del diario belga La Dernière Heure. Así, el once de abril de ese mismo año se publica en las páginas de dicho diario una pequeña tira en blanco y negro de cuatro viñetas, sin texto ni bocadillos, titulada Johan, donde un pequeño paje rubio con bucles en la melena resolvía situaciones sin excesiva complejidad. La tira estaba firmada por Pierre Culliford bajo el seudónimo de Peyo y suponía el comienzo de una de las series de éxito en Francia y Bélgica que años más tarde y gracias principalmente a la aparición entre sus páginas de ciertos personajes diminutos y azules, obtendría una fama sin precedentes dentro y fuera de las fronteras de habla francófona y a la vez supondría el fin de la misma.

Poco tardaron los bocadillos de diálogo en aparecer en las viñetas de Johan, a la vez que veían aumentada su extensión y se hacían algo más complejos sus argumentos, que incluso continuaban de un número a otro del suplemento. En estos primeros retazos comienzan a configurarse ya las figuras de lo que posteriormente serían personajes de relevancia como El Rey (el Señor de Hauvon en estas primeras entregas) o la Princesa Isabelle, antecedente de Anne. La publicación de Johan en 1949 en Le Soir redondea los trazos de Peyo, abandonando en buena parte el dibujo naturalista anterior, y sirve como plataforma de lanzamiento hacia la editorial Dupuis donde, gracias a la intermediación de su antiguo compañero Franquin, consigue empezar la primera aventura larga del personaje en las páginas del conocido semanario Le journal de Spirou. Corría el mes de septiembre de 1952 y en el número 752 de la revista y bajo el título Le châtiment de Basenhau, aparecía ya un Johan con el cabello moreno, más estilizado y moviéndose semanalmente por planchas a todo color donde el trazo de Peyo iba evolucionando gracias a su trabajo continuado en los estudios.


Primera tira de Johan en La Dernière Heure

Durante las primeras aventuras en Spirou, Johan queda ya completamente caracterizado como la figura del héroe por antonomasia: un joven valiente y astuto, que maneja la espada con destreza y es fiel a sus amigos y a su señor. A su vez, el mundo que le rodea va tomando la forma definitiva, con personajes y localizaciones que en unos años se harán perfectamente reconocibles e inseparables de la serie. En 1954, en la historia titulada Le Lutin du Bois aux Roches, hace su primera aparición un personaje secundario que se convertiría en inseparable de Johan y que terminaría por compartir cabecera junto a este. Dicho protagonista no es otro que Pirlouit, un pequeño hombrecillo rubio que, acompañado de su cabra Biquette, vive aterrorizando y robando a los campesinos que osan cruzar por su bosque. Johan, que es enviado por El Rey a capturar a este molesto duende, terminará haciéndose amigo inseparable del mismo durante el resto de la saga, donde Don Quijote y Sancho Panza se conforman como influencias muy claras de sus viajes y diversas situaciones a cual más cómicas.

En 1958, durante el transcurso de la novena historia, titulada La flûte à six trous, hacen su primera aparición Les Schtroumpfs (Los Pitufos). Los lectores expresan su gusto por la historia, que acaba siendo la de mayor éxito de la serie, hasta el punto que la reedición en álbum de la aventura en 1960 cambia el título por el de La Flûte à six Schtroumpfs. Pese a que en los dos álbumes siguientes, ya preparados, los pitufos apenas si aparecen en unas cuantas planchas, es tal el interés que muestra el público por estos personajes, que Peyo se ve en la obligación de incluirlos como protagonistas en las dos últimas historias que dibuja de Johan et Pirlouit, antes de abandonar definitivamente la serie y dedicarse plenamente al desarrollo de una creación que se había comido literalmente a los protagonistas principales.

El último álbum dibujado por Peyo fue Le Sortilège de Maltrochu, inciado en 1967 en Spirou y publicado en cartoné en el año 1970. Debido al creciente trabajo que Peyo iba acumulando con Los Pitufos, en la realización de la historia llegan a intervenir varios dibujantes y asistentes de Peyo, como Franquin, haciendo su desarrollo artístico ciertamente escabroso. La imposibilidad de atender debidamente el desarrollo de las historias de unos personajes que Peyo consideraba lo suficientemente importantes y queridos como para no abandonarlos en manos de extraños supuso, en la práctica, la desaparición de la serie.

En 1992, Le Lombard firma un acuerdo con Peyo y su primogénito, Thierry Culliford, para publicar nuevas historias de Johan et Pirlouit. A pesar de que la muerte llama a la puerta de Peyo en la nochebuena de ese mismo año, su hijo e Yvan Delporte se las arreglan para sacar adelante un total de cuatro álbumes que, junto con una historia de Convard y Juillard para la serie Le Dernier Chapitre, de Dargaud, supusieron el cierre definitivo de las andanzas de los dos compañeros.

Seducido desde su infancia con las películas e historias de caballeros medievales, Peyo y el mundo de Johan et Pirlouit reflejan con cierta maestría un ambiente alegre de aventuras fantásticas, donde la amistad, el riesgo y el humor están presentes en muchas de las escenas de cada álbum. Con un dibujo redondeado y de traza muy clara, al estilo de la animación “Disney” de la época, los personajes principales de esta serie tuvieron todos los ingredientes para convertirse en una epopeya mediática como Astérix o Tintín, aunque terminaron viéndose desplazados por la incursión entre sus páginas de Los Pitufos, los cuales roban desde su primera aparición el éxito y el protagonismo a Johan y su amigo Pirlouit.


Títulos que componen la obra (fecha de aparición del álbum)

01 Le Châtiment de Basenhau (1954)
02 Le Maître de Roucibeuf (1954)
03 Le Lutin du Bois aux Roches (1955)
04 La Pierre de Lune (1956)
05 Le Serment des Vikings (1957)
06 Le Source des Dieux (1957)
07 Le Flèche Noire (1959)
08 Le Sire de Montrésor (1959)
09 La Flûte à six Schtroumpf (1960)
10 La Guerre des 7 fontaines (1961)
11 L’Anneau des Castellac (1962)
12 Le Pays Maudit (1964)
13 Le Sortilège de Maltrochu (1970)
14 La Horde du Corbeau (1994)
15 Les troubadours de Roc-à-Pic (1995)
16 La Nuit des Sorciers (1998)
17 La Rose des Sables (2001)


L’attaque du Château. Le Soir, 12 de enero de 1952

Le Châtiment De Basenhau. Le Journal de Spirou nº 786, 7 de mayo de 1953

Le Lutin Du Bois Aux Roches. Le Journal de Spirou nº 847, 8 de julio de 1954

Le Serment Des Vikings. Le Journal de Spirou, 1956

Le Sire De Montresor. Le Journal de Spirou nº 1043, 10 de abril de 1958

La Flute A Six Schtroumpfs. Le Journal de Spirou nº 1071, 23 de octubre de 1958

Le Sortilege De Maltrochu. Le Journal de Spirou, 1967

La Rose Des Sables. 2001



Guión: Pierre Culliford (Peyo)
Dibujo:Pierre Culliford (Peyo)
Color:Pierre Culliford (Peyo)
Editorial:Dupuis
País: Bélgica Páginas: >1.100 Años: 1.946 / 2.001


Share on Facebook6Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0