El “Chipirón” y su tripulación


Guión: Alfons Figueras
Dibujo: Alfons Figueras
Color: Bitono
Editorial: Bruguera
País: España Páginas: 41 (ed. 1970) Año: 1.967/1.970

Por el agua salada de distintos océanos navega un submarino llamado Chipirón, en cuyo interior viaja una curiosa tripulación compuesta por cinco pequeños niños: Pecas, el rubio capitán; Coco-Lin, un cocinero chino; Fatty, el más gordo de todos; Boliche, el único negro del grupo; Pigmeón, el más bajito; y Plumitas, un indio con plumas y todo que controla la radio del sumergible. Juntos vivirán emocionantes aventuras alrededor del mundo y se encontrarán con personajes inimitables. Así, durante el tiempo que dura la travesía se toparán con criaturas marinas muy agresivas, tesoros hundidos, civilizaciones antiguas e ignotas islas y se enfrentarán a diversos enemigos como el capitán Centollo y sus lacayos con armaduras metálicas, el trastornado doctor Liborio y su ejército de robots gigantes o el malvado doctor X, que intentará apoderarse del mundo haciendo uso de sus maquiavélicos inventos. En alguna ocasión serán ayudados por el profesor Gustavinez, un arqueólogo en busca de culturas perdidas al que conocen en una isla olvidada.
La serie comenzará su andadura en las páginas de la revista Tele Color, una publicación nacida en 1963 con el objeto de dar cobijo a diferentes adaptaciones de series infantiles que por aquella época se emitían en televisión y que hacia el final de su existencia terminó publicando, confundidas entre las aventuras de Tom y Jerry, Andy Panda o Bugs Bunny, algunas páginas de personajes nacionales dibujadas por Cassarel, Cubero, Escobar o el propio Figueras con El “Chipirón” y su tripulación. Se solían publicar unas cuatro páginas a dos colores con una distribución de viñetas en cuatro tiras horizontales. Posteriormente en la revista Gran Pulgarcito y en el año 1970, las andanzas de la tripulación del Chipirón serían recuperadas por el autor, que para la ocasión vuelve a organizar las ilustraciones y las adapta al nuevo y mayor formato del semanario. Esta vez las tiras de viñetas se forman de cinco en cinco y en cada fila se agrupan tres o cuatro dibujos, frente a los dos o tres de la primera publicación. Con este trabajo se conseguirá la edición definitiva de la obra, aunque tampoco se volvió a ver más a los componentes de la marinería en publicación alguna.

Con El “Chipirón” y su tripulación, un Alfons Figueras en plena madurez creativa traslada al lector a un mundo fantástico repleto de recodos desconocidos y situaciones extraordinarias que se alejan de manera sorprendente de la línea editorial de Bruguera en lo que a la producción de autores nacionales se refiere.


Gran Pulgarcito nº 61 (marzo de 1970)

Gran Pulgarcito nº 61 (marzo de 1970)

Gran Pulgarcito nº 63 (abril de 1970)

Gran Pulgarcito nº 63 (abril de 1970)



Share on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0