Las primeras viñetas (XVII). Little Nemo in Slumberland

Los primeros compases del siglo XX suponen el inicio de una creatividad desmedida en los periódicos estadounidenses, cuyo punto de referencia quedaba fijado en las secciones de historietas de dos periódicos hermanos: el New York Herald y el Evening Telegraph. En el centro de toda aquella vorágine se encontraba Winsor McCay, un autor que literalmente revoluciona el mundo de la historieta gracias a sus magistrales composiciones y al cuidado dibujo que aporta en cada una de sus creaciones, amén de su confesada pasión por el trabajo que desempeñaba y que iba más allá de una mera transacción comercial.

El 15 de octubre de 1905 aparecía en la edición dominical del “Herald“ la primera página de Little Nemo in Slumberland, una plancha a todo color que contaba las historias de un niño pequeño llamado Nemo y las andanzas que cada noche transcurrían en el país de Slumberland, una tierra a la que el muchacho daba forma en sus sueños. En aquella primera historia, Nemo es llamado urgentemente a presentarse ante el rey Morpheus, para lo cual se pone a su disposición a Somnus, un caballo que le trasladará hasta el monarca con la única condición de que este no sea azotado ni se le obligue a trotar demasiado rápido. Requisito que queda incumplido a las primeras de cambio y que dará al traste con el sueño y con los huesos del muchacho en el suelo de su alcoba.

Vagamente inspirada en una creación anterior de McCay, Dreams of a Rarebit Fiend, la página de Little Nemo se convertirá rápidamente en un éxito arrollador de crítica y público que se mantuvo hasta la marcha de McCay a la organización de William Randolph Hearst, en 1911.

Ya desde aquella primera historia, cuyas viñetas se muestran a continuación en su totalidad, se pudieron observar los derroteros por los que iba a moverse la continuidad de aquella obra que puso patas arriba el inexplorado mundo de la historieta, sentando numerosos precedentes que supondrían y hoy día aún suponen las líneas a seguir en la confección de la página de un cómic.



Share on Facebook5Tweet about this on TwitterShare on Google+0Pin on Pinterest0